Linchamientos: la mano propia

No tengo idea de cómo funcionará en otras partes, pero aquí en Occidente pienso que un linchamiento no es cualquier acto violento, ni la pura respuesta violenta a la violencia: es una construcción simbólica en el plano colectivo cuya violencia primera no impacta sobre la víctima, sino sobre el orden que regula la situación social. En el linchamiento hay una unanimidad y una víctima, y hay la tolerancia de lo violento en el seno de una instancia de excepción. No hay justicia, ni hay estrictamente venganza. Hasta aquí, no hay grandes diferencias respecto del sistema judicial contemporáneo. Lo que lo vuelve incómodo para la sociedad es que la unanimidad en cuestión no es la misma. Quizás convenga preguntarnos en principio,…

El sueño de los justos

Las absoluciones del caso judicial que se conoce con el nombre de la víctima, Marita Verón, generaron una indignación masiva. Otra vez la indignación. Increíblemente, cuando todo el mundo considera que existe una compleja red de connivencias, responsabilidades y complicidades de las autoridades con la red de trata, se le pide a las autoridades que resuelvan algo condenando a un grupo de acusados. El grueso de la indignación adviene porque quienes son considerados culpables no se condenan a sí mismos. Increíblemente seguimos esperando un milagro: el milagro de que la sociedad no sea lo que es. De manera análoga a la mujer golpeada que disculpa a su agresor, desde abajo aceptamos los llantos de la hipocresía de los poderosos, aceptamos…

Anarcocapitalismo

En tiempos en los que tanto el Estado como el capitalismo están siendo cuestionados por mucha gente, arteramente se identifica a quienes luchan en contra del Estado con quienes defienden el sistema financiero. En otras palabras, afila la tenaza que dice que oponerse a una estructura política implica defender otra peor, eterno reduccionismo a dos con el que se polariza lo posible para fortalecer una elección menosmalista. Para que un pez muerda el anzuelo es necesario que haya un pez.
leer artículo completo

Lo público y la lógica del miedo

A raíz de las descabelladas represiones que tuvieron lugar en la ciudad de Tigre[1] en noviembre y en febrero, la discusión acerca del espacio público tomó en esta ciudad un tono especialmente conflictivo y movilizador. Se trata de una discusión que transgrede cualquier localía y se extiende por todas las ciudades del mundo. De hecho, no es en absoluto una nueva discusión, sino que es un aspecto fundamental de las acciones y de las reflexiones sociales y políticas desde hace mucho tiempo. En Argentina la explosión social de diciembre 2001 marcó a fuego las formas del control social. Una de las marcas de aquella explosión fue precisamente el encuentro colectivo de vecinos en las plazas y en las calles. Cada…